Archivo del blog

martes, 24 de agosto de 2010

PUEDES ESCOGER

PUEDES ESCOGER


Edwin Thomas, conocido en su tiempo como el mejor interprete de Shakespeare, cuando se trataba de tragedia en escenario Edwin Thomas estaba en un grupo selecto.

Edwin tenía dos hermanos Jhon y Junios.

En una noche fría de Abril 1865 Jhon penetro a un palco en el teatro de Washington y dispara un tiro en la cabeza de Abraham Lincon, Edwin nunca fue el mismo hasta que en la estación de tren de New Jersey un joven presionado por la multitud cayo en la plataforma y un tren en movimiento, sin dudar Edwin puso un pie en la riel y halo al joven para salvarlo, a la semanas llega una carta del General Ulises S. Grant, donde se le agradecía haber salvado la vida del hijo de un héroe de los Estados Unidos, Abraham Lincon, su nombre Todd Lincon.

Edwin y John Booth, mismo padre, madre, profesión y pasión; uno escoge la vida y el otro la muerte.

Abel y Caín, ambos hijos de Adán, Abel escoge a Dios, Caín escoge matar y Dios lo deja.

Abraham y Lot, ambos peregrinos, Abraham escoge a Dios y Lot Sodoma. Y Dios lo deja.

David y Saúl, ambos reyes de Israel. David escoge a Dios y Saúl el poder y Dios lo deja.

Pedro y Judas, ambos negaron a Jesús, Pedro busca misericordia y judas la muerte y Dios lo deja.

DIOS NOS PERMITE HACER NUESTRAS PROPIAS ELECCIONES.

Mat 7:13 Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.

Mat 7:14 Porque estrecha es la puerta y angosta la senda que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Podemos decidir:

Construir sobre la roca o sobre las arenas (Mat 7: 24-27)

Servir a Dios o a las riquezas (Mat 6:24)

Estar entre corderos o entre cabras (Mat 25: 32-33)

Te preguntaste alguna vez porque hubo 2 cruces mas además de la de Cristo? O porque esta al centro? Podría haber estado al costado pudo haber 5 cruces o mas, era un practica de los romanos bastante popular, pero solo hubo 3 cruces y Cristo estaba al centro.

Tal vez las dos cruces en el calvario simbolizan uno de los más grandes regalos de Dios, el don de elegir.

Dos criminales, condenados por el mismo sistema a una misma muerte, rodeados de la misma multitud, igual de cerca del mismo Jesús y ambos comienzan con el mismo sarcasmo

Mat 27:44 En la misma forma le injuriaban también los ladrones que habían sido crucificados con El.

Pero uno cambio:

Luk 23:39 Y uno de los malhechores que estaban colgados allí le lanzaba insultos, diciendo: ¿No eres tú el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros!

Luk 23:40 Pero el otro le contestó, y reprendiéndole, dijo: ¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena?

Luk 23:41 Y nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero éste nada malo ha hecho.

Luk 23:42 Y decía: Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

Luk 23:43 Entonces El le dijo: En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso.

Pero y el otro??? Que de el??? Porque Jesús no hizo algo? No era que dejabas las 99 para buscar la 1 perdida? No fue que la dueña de casa barrio hasta que encontró la moneda perdida?

Luk 15:8 ¿O qué mujer, si tiene diez monedas de plata y pierde una moneda, no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado hasta hallarla?

Si el pastor deja las noventa y nueve para buscar a la perdida, la dueña de casa mueve toda la casa para encontrar su moneda, pero el padre del hijo prodigo no hace nad mas que esperar.

Y el hijo prodigo?

Bueno.

La oveja se perdió inocentemente.

La moneda se perdió irresponsablemente

Pero el hijo prodigo se fue intencionalmente.

A los dos criminales Jesús les dejo elegir, tuvieron la misma oportunidad.

Hay ocasiones en que Dios manda truenos para conmovernos, manda bendiciones para convencernos, cuando en nuestra falta de fe le pedimos señales El las responde, pero hay ocasiones cuando simplemente nos deja escoger, cuando el silencio se apodera de la respuesta de nuestra oración y tenemos el honor de escoger el lugar donde pasaremos la eternidad.

Mira tu no tuviste la oportunidad de escoger familia, o raza o color de piel o color de ojos o la nariz que tienes o el lugar de nacimiento, cuando llegaste ya estaba todo dicho y puedes protestar, es mas muchos lo hacen, por eso hay tantos cirujanos plásticos con tanto dinero en esta vida, por eso hay cantantes que se cambian de color de piel, por eso hay gente que se suicida y que mata, nos irrita el hecho, ¿no habrías preferido escoger tu nariz, o el color de tu pelo, o de piel, o tal vez tu tipo de metabolismo? O tal vez tu coeficiente intelectual, o habilidades para la música. Habría sido genial poder ordenar como ordenas burger King, doble con queso, sin pepinillos, con mostaza sin mayonesa, sin papas con aros de cebolla. Pero no es asi, cuando llegaste a la vida llegaste sin derecho a voz ni a voto.

Pero lo interesante de esto es que en lo que concierne a la vida después de la muerte tu si puedes escoger

El ladrón cometió muchas faltas, escogió la moralidad errónea, la conducta equivocada, ¿será que desperdicio su vida? ¿Estará pasando la eternidad con todas las malas decisiones que tomo? No. Todo lo contrario, esta disfrutando del fruto de la única buena decisión que tomo.

En tu vida haz tomado malas decisiones, te has equivocado al escoger tus amigos, tu carrera, incluso tu cónyuge; y dices ojala pudiera volver, librarme de las malas decisiones; puedes!!! Una buena decisión para la eternidad compensa miles de malas de decisiones. Tan solo toma la decisión!!!.

¿Cómo puede ser que dos hombres que ven al mismo Jesús y uno escoge burlarse de El, mientras que el otro decide orar a El?.

Y cuando oró, Jesús lo amo lo suficiente como para salvarlo y cuando el otro se burlo, Jesús lo amo lo suficiente como para permitirle hacer eso.

Le dejo decidir. El hace lo mismo contigo.

El más grande castigo por no seguir a Cristo, sabes cuál es?, no es el infierno, créeme que eso no es lo peor que te puede pasar.

Romanos 3:23 dice “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”

Ese es el peor castigo, estar lejos de Su Gloria, pienso que si bien Jesús sufrió mucho físicamente en la cruz, fue le dolo espiritual el que le hizo sudar gotas de sangre en Getsemaní.

Mientras colgaba del madero no gritó su dolor, el grito que rasgo el cielo y la tierra, fue “Eli, Eli, Lama Sabactni” Dios mío, Dios mío, porque me has abandonado!!! Nunca se quejo de los clavos, o de la lanza, o de la posición de extremo dolor en la que estaba, su dolor estaba en haber sido alejado de Dios, en que el pecado que cargaba le había alejado aunque sea por un instante en el eternidad, de su Padre.

Predica basada en libro "El escogió los clavos" de Max Lucado.

No hay comentarios: