Archivo del blog

viernes, 25 de octubre de 2013

MEDITACIONES SOBRE EL DIEZMO

La saludable costumbre de preguntarme porque creo en ciertas cosas me llevara siempre a revisar algunas “verdades” que tienen mucho de tradición más que de verdad… no digo que sea el caso del tema a tratar, pero algunos matices si tiene.

En el antiguo testamento, la palabra hebrea que se usaba para “diezmo” era maaser, que significa una décima parte. En el Nuevo Testamento, la palabra griega es dekate, que también significa una décima parte. La palabra no ha sido tomada del mundo religioso sino del mundo de las matemáticas y las finanzas.

La primera vez...
La palabra diezmo hace su entrada en la historia en el contexto de Abraham, quien por cierto caminó esta tierra muchísimos años antes de Moisés, el mediador de la Ley donde se instituía el diezmo solo para la nación Judía, estamos hablando de Génesis capítulo 14, donde en resumen, Abraham en el rescate exitoso de su sobrino, al final del combate le dio los diezmos de todo a Melquisedec, quien era el sacerdote del Dios altísimo.

Cosas que debemos notar de este evento...
  •  Abraham DIO (no dice que pago el diezmo, sino que fue un acto voluntario, no existía ley ni obligación alguna que lo "motivara” u "obligara" a dar), fue por tanto, un acto VOLUNTARIO. Posteriormente si se instituyo el diezmo como parte de la ley, pero enseñado de una manera diferente, o sea era obligatorio pagar el diezmo, por tanto el diezmo que dio Abraham no era el tipo de diezmo que termino pagando el pueblo de Israel, que fue una especie de impuesto para el sostenimiento del gobierno teocrático del tiempo.
  •   Abraham dio el diezmo de TODO lo que llevaba en ese momento como Botín de guerra, no diezmo de todo lo que tenía, sino de lo que gano en la batalla.
  • El pasaje tampoco menciona que el diezmo haya sido periódico, o sea, semanal, mensual o anual, simplemente el Antiguo Testamento no menciona ni una sola vez mas que Abraham volviera a dar el diezmo.
  • Hacer notar que la palabra "diezmo" en génesis no es usada como referencia a una ofrenda necesaria, a un mandamiento o a una ordenanza, si no a una dádiva voluntaria.
  • En el contexto histórico, la idea de dar un diezmo a una deidad era una costumbre pagana común, para casi todas las culturas antiguas, el número diez era símbolo de entregar todo cuanto tenían a ese Dios.

La segunda vez...

Jacob decide hacer un voto en génesis 28, el se compromete delante de Dios a darle el "diezmo" de todo lo que Dios le "diera".
  • Otra vez un acto voluntario, nadie se lo pidió u obligo.
  • Ahora, Jacob estaba actuando como los paganos de la región donde habitaba, comprar la bendición de Dios para tener un viaje seguro, una actitud egoísta que muchos hoy siguen teniendo y otros manipulan para, según ellos, obtener la bendición de Dios.

Y apareció la LEY...
Como la tribu de Levi no tenía heredad por mandato divino, o sea no podía tener posesiones, El Señor ordeno al resto de la nación sustentarlos con el 10% de sus ingresos, para que el sacerdocio levítico pueda dedicarse al servicio del tabernáculo que debían efectuar desde los 25 hasta los 50 años Nm. 8:24-26.
  • Un punto importante a hacer notar aquí, es que el diezmo no era dinero, eran especies (Lv. 27:30), trigo, vino, aceite, animales, etc. Supongo que era una actitud de prevención de parte de Dios para evitar la corrupción entre el sacerdocio. Como término sucediendo con los sacerdotes del segundo templo en los tiempos de Jesús. Todos estos productos eran guardados en el "alfoli" que era una bodega en realidad y no una canasta como la conocemos hoy.
  • Es también de hacer notar que Si existía el dinero, Abraham compro con dinero la tumba de su esposa y hay muchos pasajes que indican que los trabajadores recibían un denario como pago de su salario de un día, incluso la ley contenía una ordenanza sobre no retener el salario del jornalero hasta el día siguiente (Lev. 19:13).
  • Si el pueblo no diezmaba, o no lo hacía correctamente, el sacerdocio y los servicios religiosos, festivales, y otras expresiones y observancias a la ley de Dios sufrían consecuencias negativas.
  • Había varios diezmos a saber según diferentes pasajes,

o   Un diezmo al producto de la tierra para sostener  a los levitas que no tenían herencia en Canaan. Levítico 27:30-33; Números 18:21-31.
o   Un diezmo sobre el producto de la tierra para patrocinar festiviles religiosos en Jerusalén. Si los productos eran demasiado pesados como para que la familia los llevara a Jerusalén, los podían convertir en dinero. Deuteronomio 14:22-27
o   Un diezmo sobre el producto de la tierra recolectado cada tres años para los levitas de la localidad, los huérfanos, los extranjeros, y las viudas. Deuteronomio 14:28-29, 26:12-13. El historiador judío Josefo y otros eruditos creen que se trata de un tercer diezmo usado de un modo diferente que el segundo.
o   Dios mando a Israel a dar el 23,3% de sus ingresos, 20% anual y 10% cada tres años, eso equivale a 23,3% anual. (Nehemías 12:44; Malaquías 3:8-12; Hebreos 7:5).
  • Debemos notar también que aquellos que poseían tierra y la hacían producir en la época del Israel antiguo, no daban solamente el diez por ciento de su producción sino hasta un poco más. Pues los sirvientes, y los esclavos al no poseer tierras para producir no se les requería diezmar.

En resumen el diezmo fue instituido por Dios para la nación de Israel como parte de su administración y gobierno teocrático.

Y el famoso "Nuevo Testamento"... un poco de contexto histórico...

El segundo templo de Jerusalén se reconstruye por Herodes el Grande (recordemos que el primer templo fue destruido al tiempo que los judíos experimentan el exilio a Babilonia) ahora bajo la ocupación del Imperio Romano. Para el segundo templo se generan algunas nuevas clases de personal religioso como los fariseos, saduceos, etc. En estos tiempos se calcula que cerca de veinte mil personas servían en el Templo. Estos tiempos nos parecen mostrar un templo incapaz de cobrar una décima parte de la producción nacional, pues el Imperio se llevaba toda la riqueza para Roma. Por ello aparece cierta evidencia de un impuesto al templo, que Jesús mismo es confrontado a pagar (Mateo 17:24-27). A Jesús no se le exige que diezme, sino que pague el impuesto.

Entonces...

  • No existe ninguna instrucción directa o que trate con detalle sobre le diezmo, no se especifica ninguna cantidad a dar sino como Pablo dice según hayan prosperado (1 Cor. 16:1-2, 2Cor 8:3-12, 9:5-13) y no porque Dios necesite dinero sino porque los que le sirven son seres humanos que tienen necesidades como todos los demás y los gastos que se incurren para el edificio que contiene la Iglesia, como alquiler, luz, agua, salarios se tienen que pagar.
  • Con el enfoque del diezmo como pago de impuestos para el sostenimiento del gobierno teocrático que tenía el pueblo Judío. Y solo en ese sentido hay dos menciones en los evangelios que debemos hacer notar, Mateo 23:23 y Lucas 18:12 dos versículos que tratan el mismo evento, de lo que se trata aquí es simplemente de pagar los impuestos tal y como estaba instituido en la ley mosaica y fue eso lo que reconoció Cristo de los fariseos, pero condenó su actitud farisaica porque habían ignorado hipócritamente los más altos principios de la ley. Jesús aparece exhortando a los fariseos a ver más allá de los detalles y ver la injusticia social que reinaba en ese entonces. Recordemos que los fariseos ponían la ley y no a Dios como el centro de su devoción, por ello su perspectiva carecía de una visión más macro social de la justicia. Estos diezmaban de sus hierbas y hortalizas y se jactaban de ello, pero en su legalismo habían descuidado lo macro social (Mateo 23:23; Lucas 18:10-14). De esta manera podríamos concluir que el Nuevo Testamento no proporciona evidencia alguna de la práctica del diezmo ni para los judíos, ni para los cristianos judíos ni gentiles de la época.
  • Y si revisamos las otras referencias como en Hebreos 7:4-9, no es una ordenanza a diezmar si no simplemente un recuento de un suceso histórico del encuentro de Abraham con Melquisedec.
  • No hay ninguna referencia histórica de que la Iglesia primitiva haya pagado el diezmo, el cual aparece por primera vez mencionado recién desde el siglo Octavo, era requerido como ley en muchas áreas de Europa Occidental

Algunas posibles conclusiones.
  • Una conclusión errónea y simplista sería decir que como el diezmo según el Nuevo Testamento no es una práctica instituida, entonces debería eliminarse. ¿Si Dios instauro dicha práctica para suplir las necesidades de los desposeídos de riqueza, como los pobres y los grupos religiosos que servían en el templo, por qué no practicar el espíritu de dicha (ley) hoy, en vez de su legalismo?
  • Estoy convencido de que debemos dar, no por el miedo y la maldición que la ley prometía para aquellos que no cumplían con el estatuto, sino que como dice Pablo de buena gana 2Co 9:7  "Que cada uno dé  como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre".
  • Estos versículos nos dejan ver claramente que la enseñanza del nuevo pacto sobre la acción de dar para la causa del Señor, no exige algún porcentaje obligatorio. El acto de dar debe nacer del corazón del creyente y debe ser determinado personalmente sin codicia, aunque en efecto Dios determinara cuanto Él nos bendecirá, cuando y de qué manera lo hará.
  • Podríamos contextualizar la "actitud" que tuvo Abraham, de dar su diezmo de forma de voluntaria, pero entendiendo que no estoy obligado a hacerlo, la palabra a usar seria "comprometido", nadie me puede obligar a dar, ni manipular para dar, ni amenazar para dar, yo doy porque entiendo y estoy comprometido con el avance del Reino de Dios, y bueno se necesita recursos para tal propósito. Los cristianos de hoy deberíamos dar más que el 10%, pero lo mínimo podría ser el 10% también.


No hay comentarios: